El Gobierno quiere acabar o, al menos, limitar de manera sensible el fraude en el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Y para ello va a aprobar un decreto ley que reducirá de 2.500 a 1.000 euros la cantidad máxima que se puede abonar en efectivo. Así se lo transmitió ayer el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, a los portavoces de diferentes fuerzas parlamentarias con los que se reunió en el marco de las negociaciones para confeccionar los Presupuestos Generales de 2017, y así lo confirmaron posteriormente fuentes del propio Ministerio de Hacienda.

La aprobación podría tener lugar en el Consejo de Ministros de este mismo viernes y su entrada en vigor el próximo 1 de enero, aunque estas mismas fuentes explicaron que ese es un punto que aún no está completamente cerrado. Tampoco está claro si se aplicará sólo a las operaciones comerciales en las que intervenga al menos una empresa, tal y como se hace ahora en virtud de la ley aprobada en octubre 2012, o si se ampliará a todo tipo de pagos. De ser así, la medida afectaría también a las transacciones entre particulares.

FUENTE:http://www.elmundo.es/economia/2016/12/01/583f310f268e3e85388b47a1.html

P&M Asesores en Zaragoza